miércoles, 7 de febrero de 2018

Teatro romano de Metellinum (Medellín. Badajoz)


Hemos llegado a la antigua Metellinum (hoy Medellín, Badajoz) donde aún podemos saborear los aromas del pasado con intensidad.

Algunos investigadores, como Schulten, han relacionado el origen de este asentamiento con un origen tartésico, hipótesis que parece confirmarse con las excavaciones realizadas y la investigación de la necrópolis de Medellín.

La ciudad de Metellinum se acepta que recibió su nombre en honor a Metelo Pío que combatió a Sertorio en Hispania y fue nombrado cónsul en el año 80 a. C. Este emplazamiento es nombrado por Plinio junto a las colonias de Emerita y Norba y aparece reflejada en el Itinerario de Antonino. Su situación estratégica junto al río Guadiana y un punto de fácil vadeo explicaría el interés suscitado por el enclave a lo largo de la Historia.

Teatro y castillo de Medellín
Teatro y castillo de Medellín

Las excavaciones parecen indicar una falta de ocupación entre la etapa romana y la etapa islámica. El momento culminante de ocupación se produce a partir de época califal con una importante expansión que perdura hasta inicios del s. XIII.

jueves, 25 de enero de 2018

Dístilo de Zalamea de la Serena (Badajoz)

El dístilo de Zalamea de la Serena es un monumento imponente que ha sobrevivido al paso del tiempo y de los diversos avatares de la historia de forma casi milagrosa.

Este impresionante monumento funerario de época romana se alza en la Plaza de la Constitución, en el centro de la localidad. Uno de los pocos vestigios que han perdurado del antiguo Municipium lulipensis.

Dístilo de Zalamea de la Serena
Dístilo de Zalamea de la Serena

Su buen estado de conservación se debe en gran medida a que formó parte durante la Edad Media de la torre de la Iglesia. Fue declarado Monumento Nacional en el año 1931.

viernes, 12 de enero de 2018

Yacimiento arqueológico de Hijovejo (Quintana de la Serena. Badajoz)

Roma llegó a la Península durante la Segunda Guerra Púnica, durante la que se enfrentaron a los cartagineses (con el enfrentamiento de dos personajes que quedarían grabados para el futuro: el cartaginés Aníbal y Escipión "el africano"). Tras vencer a los cartagineses no abandonaron la península, viendo las importantes posibilidades económicas y de enriquecimiento que ofrecía, pero tampoco lo tuvieron fácil.

En la Península existían un buen puñado de pueblos o culturas que se habían desarrollado a lo largo de la Edad del Hierro y que, unos más que otros, constituyeron un importante obstáculo para la conquista del territorio por las tropas romanas. Esto les obligó a llevar a cabo una conquista organizada y sistemática, con la construcción de importantes estructuras defensivas en los puntos estratégicos.

La Torre de Hijovejo es una de estas numerosas torres defensivas que se situaban en la zona de La Serena, un territorio ocupado durante el final del milenio por los lusitanos, para un mejor control y articulación del territorio (no hay que olvidar que en La Serena existen importantes recursos mineros).

Torre de Hijovejo
Torre de Hijovejo

sábado, 23 de diciembre de 2017

Cancho Roano (Zalamea de la Serena. Badajoz)

Llegamos a Cancho Roano una soleada tarde invierno. Entre grandes robles se sitúa el centro de interpretación y a doscientos metros los restos de este espectacular yacimiento junto al arroyo Cagancha. El lugar, señalizado en la carretera, se encontraba vacío y trasmitía cierta sensación de tristeza invernal.

En el centro de interpretación nos recibe un hombre de pocas palabras, se limita a indicarnos el inicio del escueto centro de interpretación y por donde ir a los restos propiamente dichos (curiosamente sin ningún tipo de valla o cercado).

Maqueta de Cancho Roano
Maqueta de Cancho Roano. Centro de interpretación

El yacimiento de Cancho Ronao es un complejo monumental orientado hacia el este. Sus inicios se sitúan en el s VI a. C y su desaparición se produjo un siglo después, en el s. V a. C, tras un incendio. Parte del edificio sobrevivió y, hasta comienzos del s IV a.C, la azotea central del edificio parece que fue utilizada para quemar los cadáveres que fueron enterrados en una necrópolis del entorno.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Dolmen de Sierra Gorda (Valle de la Serena. Badajoz)

A los restos del Dolmen de Sierra Gorda llegamos por casualidad. Camino de otros yacimientos vimos una indicación y, cómo no, la seguimos.

La dirección a seguir está indicada en la localidad de Valle de la Serena, una vez en la carretera también hay un cartel indicativo que, al menos, indica por dónde tenemos que seguir. A partir de este punto, nada. Ni indicaciones de distancia ni nada.

Como indicación decir que hay que seguir la pista durante aproximadamente kilómetro y medio. La pista asciende hacia una loma sobre el arroyo de la Rica.

Dolmen de Sierra Gorda. Vista general
Dolmen de Sierra Gorda. Vista general

El dolmen se sitúa en las traseras de una pequeña construcción, asomándose a las redondeadas vertientes del arroyo y con amplias vistas del entorno.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Sepulcro de Huerta Montero (Almendralejo. Badajoz)

Nos encontramos en la vega del Harnina donde se atestigua una alta intensidad de asentamiento en época calcolítica (con unos 27 yacimientos localizados) que no se repetirá hasta época romana. El sepulcro de Huerta Montero se sitúa entre polígonos industriales y ruido. En una tierra de tradicional fertilidad debido al material arcilloso de su suelo.

Este sepulcro de inhumación colectiva se localiza en las inmediaciones de un poblado de gran tamaño del mismo periodo (poblado de Cortijo Zacarías-Los Canitos), al que se supone estaba asociado, localizado en propiedad privada (y, por tanto, no visitable). La construcción se sitúa en una pequeña elevación sobre el entorno, como es habitual en este tipo de construcciones.

Yacimiento de Huerta Montero. Vista general
Yacimiento de Huerta Montero. Vista general

viernes, 24 de noviembre de 2017

Castro de La Cava (Luzón. Guadalajara)

Hacía tiempo que teníamos ganas de acercarnos por los montes que rodean a la población de Luzón para buscar el castro de La Cava. Aprovechando los días otoñales, por fin, tuvimos ocasión de recorrer la zona, adentrarnos en sus caminos y sencillamente sentirnos exploradores.

El castro de La Cava es uno de los numerosos castros celtibéricos de la zona. Muy próximos a este castro se localizan otros yacimientos interesantes como son el Castro de Hocincavero o, un poco más alejado, el Castro de Peña Moñuz. Todo ello nos indica una importante población durante el periodo. Por los restos encontrados, probablemente este castro pueda enmarcarse en la II Edad del Hierro (en torno al siglo III a. C). Dentro de la cultura celtibérica, este castro sería asentamiento de los Titos, que ocuparon la zona del alto Tajuña.

Nuestra referencia la marca el río Tajuña cuyas exiguas aguas bañan los pies del pequeño monte donde se sitúan las referencias a los restos de La Cava. Iniciamos el recorrido en Las Presas, una vez atravesado el río Tajuña.

Seguimos una antigua pista, algo perdida pero bien marcada, hasta alcanzar el collado que da acceso a La Cava. En este punto, sobre el cerro, se extienden innumerables muros que delimitan terrenos hoy en desuso. El cielo está espectacular y los robles se visten de otoño.

Collado de acceso a La Cava
Collado de acceso a La Cava

Tomando la cuerda como referencia, avanzamos sin estar muy seguros de si la dirección es correcta. Sorteamos muros, sin camino ni senda que nos guíe.